Sombra o solana,
el mendigo pasa